Dolce Far Niente (parte uno)

Para que nunca más te digan ocioso

El ocio, en su máximo esplendor, no es nada más que una actividad para ausentarse de las obligaciones. Hegel toma el ocio como algo para distraerse del trabajo y poder formar así, la personalidad del individuo.

Una respuesta a “Dolce Far Niente (parte uno)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s